Blog - Vidas de café

Vaya al Contenido

Y hasta aquí puedo leer

Vidas de café
Y hasta aquí puedo leer
 

Sin duda este será el epitafio del fin de mí historia en este mundo.
Nacemos, vivimos y morimos.
 



Llegamos al mundo de forma natural, pero no recuerdo haberlo elegido, o al menos no conozco nadie que lo haya escogido.
Nos acordamos vagamente partes de lo que hemos vivido, pero nunca conoceremos lo que ocurrirá después de irnos.
De la misma manera que no elegimos cuando, ni dónde llegamos, tampoco sabemos, ni dónde ni cuándo nos vamos.
Somos, cuando estamos, pero no sabemos qué somos cuando nos vamos.

Algunos hemos sido más afortunados de llegar a sitios mejores por pertenecer a zonas llamadas de “el primer mundo”, dónde se supone que no hay ningún tipo de guerra, ni hambre ni enfermedades severas, ni ningún otro tipo de carencia básica. Incluso también, afortunados de vivir en zonas con un “clima moderado”, dónde la madre tierra no sacude de forma despiadada a la naturaleza que tanto nos da día tras día, y que tanto maltratamos.


 

Somos un mundo de egoístas, envidiosos, intolerantes con los demás. Contaminamos, ensuciamos, criticamos,...., y sólo luchamos por lo nuestro y por los nuestros, pero no vemos que "los nuestros" Somos Todos; y encima nos autoproclamamos como "los Civilizados", “la gran raza humana”, JA, a muchos nos duele cuando oímos toda esa verborrea de los que lo van diciendo.

Si, somos los seres humanos, el animal más inteligente, de acuerdo, pero para lo bueno y para lo malo, y hoy quiero resaltar lo malo.
 
Desde los principios de los tiempos, la subsistencia de todos los seres era lo básico, y ya sabemos que las dificultades hacen agudizar el ingenio. Todo eso está muy bien, pero no, cuando volvemos al egoísmo manipulador y primitivo, menospreciando a cualquier ser vivo, incluso entre nosotros mismos, lo único que importa es la comodidad.

El ser humano ha ido evolucionando, pero no ha sabido desarrollar su conocimiento, en  beneficio de todos los seres del planeta. Solo y únicamente ha usado sus habilidades para su desarrollo en detrimento de todo lo que le rodea. Desafortunadamente, aquellos que ostentan cualquier tipo de poder, pisan a cualquiera que se les ponga por delante, da igual que sea la madre tierra, o animales en riesgo de extinción, o ancianos, niños, comunidades o países enteros en estado extremo de pobreza.

Guerras que surgen gracias a unos pocos fanáticos y manipuladores que recurren a la violencia para solventar problemas de la forma más primitiva que existe, y en la que una gran mayoría se encuentra en esa situación de manera involuntaria y sin poder hacer nada al respeto.
 

¡Ningún tipo de violencia Nunca será ninguna solución!

Hubo una época en que cada país quería ser más que los demás, colonizando atrozmente a pueblos enteros que vivían en paz, y que no necesitaban que nadie les impusiera religión alguna ni que les saqueara sus riquezas.

La gran vergüenza del ser humano, el auto llamado ser civilizado.
 
Quizás sería mejor que hubiera muchos más nuevos países, tanto los que ya lo fueron en una época histórica, cómo otros que no se sienten identificados para nada con las tradiciones, decisiones que se toman y que no son compartidas en muchas zonas de un mismo  territorio.
Países pequeños, sanos, tolerantes y respetuosos con los demás, unidos por el bien social y por el medio ambiente.
No hablamos de política, hablamos de sentimientos, de  tradiciones, de cultura, lengua, no hablamos de extensión de territorio, tenemos que prevalecer la calidad a la cantidad.
 
Ojalá todos aquellos países ansiosos de poder y de ampliar fronteras suprimiendo lenguas y tradiciones que se han empeñado en someter amplios territorios a voluntad de colonizadores desaparecieran definitivamente.

 
El Ave Fénix resurgió de sus cenizas.
Quizás sería lo mejor para un mundo que se rompe local y globalmente, sería muy bueno el resurgir de pequeños países llenos de pluralidad, abiertos al mundo, sin ningún tipo de odio, con fronteras abiertas dónde desde la base de la educación se inculcaran valores como la igualdad y la tolerancia, dónde se respetasen a los diferentes grupos étnicos, a todas las religiones o el ateísmo, el respeto a cualquier tendencia sexual, la ayuda a todas aquellas y aquellos que llegan de otros países para intentar sobrevivir (sin ningún tipo de veto o razones burocráticas que Te Lo Impidan), la solidaridad, el respeto al medio ambiente, el cuidado de nuestro entorno, el comercio justo, se acabó la época feudal con pagos desorbitados para vivir, y sobre todo la desaparición de todas las monarquías que no aportan nada en estos momentos, tan solo vergüenza ajena de sus vidas sociales y gastos irracionales, mientras, millones de personas en el mundo, mueren por falta de las necesidades básicas (sin intención de ofender a nadie, simplemente intentado observar el mundo actual tan desestabilizado economicamente, etc.).
 



Estamos en el siglo XXI, y se supone que todos somos libres, aunque algunos confunden la libertad con la sumisión por tradiciones desubicadas en tiempo y en moralidad (maltrato animal,…). Ahora vivimos en el siglo de la sobreinformación en internet, completamente saturados de unas informaciones, buenas y la malas, o reales y falsas, pero somos nosotros mismos los que decidimos lo que nos creemos o no, aunque parece muy sencillo, lo que está bien no quiere decir que sea lo que nos dicen las leyes hechas por hombres (desconozco si hubo alguna mujer participando) de otra época con otros anhelos, nooooo, lo que está bien es respetar la voluntad de cada pueblo, el Despotismo ilustrado se quedó en el siglo XVIII y ya no nos vale lo de “todo para el pueblo pero sin el pueblo”, y bajo ninguna circunstancia no debemos ni podemos dejarnos manipular, ni dar voz a los que generan odio por cualquier parte del mundo.
 
La historia del mundo es la historia de todos, y tristemente ha ocurrido en todo el mundo, Estados Unidos (indios nativos), América , África , Europa,… .
 
Un Nuevo País Pequeño, sin pretensiones de grandeza siempre será mucho mejor que un gran país intolerante, rabioso y receloso que durante siglos o décadas (da lo mismo) ha menospreciado a territorios con sus propias lenguas, sus propias culturas, tradiciones, costumbres, …., aspectos que Siempre suman y que Nunca restan mostrando así una diversidad de Sociedades Sanas y libres de Autoritarismos Egocéntricos. Porqué cuando alguien decide irse es totalmente libre de hacerlo y no es necesario en modo alguno la aprobación del conquistador.
 

La frase “divide y vencerás” ha sido la estrategia de aquellos que manipulan y han generado ese odio, para  dividir a toda una sociedad, pero desde el respeto a las minorías tomamos metafóricamente la de Luchar Localmente para Ganar Globalmente”,  y entonces sí, retomaremos de nuevo: “Divide (una sociedad corrupta) y vencerás (sin odios ni rencores, y con una sociedad abierta a la nueva Era)”.

 
Dividiendo en pequeños y nuevos territorios demostraremos que un mundo mejor es posible si respetamos los orígenes de todos los pueblos, sobretodo contagiando de manera positiva y libre, descartando intereses políticos y económicos, reconociendo qué existe un nuevo sistema o proyecto más saludable y beneficioso para todos los seres vivos y para el planeta.


En definitiva, siempre será mejor Reirnos por no llorar, y seguiremos adelante, porqué quién la sigue la consigue.



sin comentarios
Regreso al contenido