Blog - Vidas de café

Vaya al Contenido

Planes rotos

Vidas de café



Historias repetidas con ciertas diferencias, algun@s con la ilusión de ser padre, de ser madre, intentando mejorar todo lo vivido, recordando una niñez rodeado de familia, hermanos y amig@s, aunque ahora con otro rol, el de padres...


Todo lo que podría haber sido se fue.





Adiós papá..., adiós a los que se fueron, adiós mamá...., adiós a todo lo que tendría que ser y no ha sido.


Te sientes atrapado en negocios, trabajos, rutinas laborables, adaptándote a las situaciones que se presentan, viviendo cada momento desde tu perspectiva sin saber ver más allá, con sinceridad, con amor, sin dobles juegos mentales.


Intentando redirigir una vida en común, en familia, sin pensar ni un instante que desde el otro lado se ha estado elaborando un plan diferente en el que tú no estás incluido, sin intuirlo, .... con total ignorancia.


Encantado con un proyecto de familia, y crear un hogar confortable para ell@s, para tod@s, para alcanzar esos pequeños momentos de felicidad compartida con los tuyos.


Y de repente... ya no eres nada, te sientes un@ don nadie, te haces pequeñ@, te hundes, no te ves en ningún lugar sin tu familia, perdid@, andando de un lado para otro y recibiendo palos, aquí, allá.





Te encuentras sin hogar, sin un sitio para llorar tranquil@, sin poder esconderte, sin ell@s....


L@ ves con otr@s, más jóvenes, guap@s, alt@s, fuertes, ¿mejores?...., y la autoestima se derrumba hacia un pozo sin fondo, porque no existes y te conviertes en un ser patético a los ojos de l@s demás.


Con los años empiezas a remontar, intentas empezar de nuevo, pero por las noches aparecen los fantasmas del pasado, y tienes miedo a cerrar los ojos y que aparezca lo que no quieres ver.


Te sientes impotente ante una mente indomable, atrapado en una locura sin salida, dejando pasar el tiempo, esperando que un día desaparezcan esos monstruos para no volver jamás, sin más.


Consolándote con qué todo lo que ocurre es porque tiene que pasar por algo e intentas descubrirlo, aunque por mucho que lo intentas es difícil aceptarlo y adaptarte.


Te das cuenta que quizás es tu misión en esta vida y que esta tan solo es el resultado de otras pasadas que ni siquiera recuerdas..., con un solo objetivo, seguir creciendo de manera positiva hasta el último momento.

Y así vas de un lugar a otro, distraíd@ a ratos intentando vivir con nuestra mochila cargada de recuerdos y planes rotos, pretendiendo cazar todos aquellos pequeños grandes momentos de felicidad efímera, ansiando poder conseguir que sea compartida con l@s tuy@s, sobretodo con tus descendientes, y quién sabe, quizás todo vuelve a ponerse en su lugar, o tal vez no, con una nueva historia, o tan solo queda aprender y aceptar que en definitiva, tod@s somos iguales dirigiéndonos al mismo destino, aunque por caminos diferentes, ( "Todos los caminos llevan a Roma" ) .





En definitiva, saber bailar con una vida mágica resumida en "lo que tenga que ser será", pero sin malgastarla apáticamente, sino que saboreando cada instante de alegría, de tristeza, de salud, de éxitos, de frustración, en compañía o en soledad..., sin intentar luchar a contracorriente, dejándote llevar sin prisas pero sin pausas, esperando superar de manera positiva todo lo que es ahora, ....
y ahora ...................................................................

y ahora ...................................................................

y ahora ...................................................................


Y ahora......... .



sin comentarios
Regreso al contenido